4/27/2017





Meuf

femme
[mœf]

Femme, en verlant. Etre humain de sexe féminin, personne féminine.Il y a une meuf aux cheveux bleus devant moi dans la file
Expresión que equivale a amiga o a mujer en general
Hay una tía con el pelo azul delante de mí en la fila

3/23/2017

Ponerse en primer lugar no es egocéntrico, sino sano.

  • Cómo últimamente tengo muchas cosas sobre las que desahogarme, voy a expresarlas por entradas poco a poco. Aquí la primera:


¿Qué diferencia hay entre "quererse" y "ponerse a uno mismo en primer lugar" que hace que una sea totalmente aceptada por la gente y otra cause alarma? ¿Es que acaso hay que valorarse pero solo lo justito? Entre estos dos términos no hay ninguna diferencia, sino una mala relación entre el segundo y lo negativo. A menudo vemos personas egocéntricas que se portan mal con el resto y asociamos que toda actitud donde una persona se de mucha importancia es mala. Sin embargo, ponerse uno en primer lugar en su vida, cuando lo haces realmente y no solo de cara a la galería, no es egocéntrico, es tener autoestima, lo mismo que quererse. Y es precisamente aquello de lo que carece la gente egocéntrica, de autoestima. Es por eso que tratan mal a los demás para compensarlo.

Por eso, cuando de verdad te pones a ti en primer lugar, aunque puedas no ser tan dependiente y eso se relacione con una falta de interés, simplemente te estás sintiendo bien contigo mismx y eso va a hacer que no tengas los comportamientos dañinos de la persona egocéntrica. Es decir, es algo positivo.

Y este punto no es el único en el que la cultura nos corta el hambre de vivir en nombre de la moral. Nos encontramos a menudo con la famosa frase "el deber siempre va antes que el placer", que es lo mismo que decir que el utilitarismo está por encima de tu salud mental. Y poner tu salud mental por encima de lo demás no es irresponsable, ¡sino necesario!

Pensar que el que alguien se ponga su salud mental en primer lugar es egoísta es una idea bastante casposa y más cuando viene de personas que a menudo recomiendan a la gente que se quiera. Resulta que tienen razón, para no depender de los demás, para no enfadarte porque nadie viene a salvarte cuando estás mal, para evitar la toxicidad, hay que quererse, hay que quererse primero. Y así darás lo que quieras dar porque te apetezca darlo, lo harás mejor y no porque estés mal y necesitas que alguien te devuelva esa moneda en el acto, sino porque te apetece y puedes permitirte decidir que hacer independientemente de lo que los demás hagan. No olvidemos que muchas veces va a ser esa salud la que te permita levantarte de la cama y hacer lo que tengas que hacer, incluso ayudar a otrxs.

Por último, me pregunto si toda este escándalo que causa el quererse mucho, mucho, no es sino lo verdaderamente tóxico y egoísta aquí. Si no habrá detrás la frustración de sentir que otrxs pueden liberarse de sus complejos y tú no.

12/31/2016

Donación de óvulos.

"Yo siempre pienso que si otra persona puede hacerlo, con la información necesaria, yo también puedo". Seguro que mi padre no se refería a esto cuando me dijo aquella frase. Seguro que si supiese que una de las cosas en la que me ha influenciado es en esto, se la hubiera callado.

Pero yo no podía dormir bien por las noches. Por unas cosas u otras necesitaba hacer avanzar las cosas que no estaban bien en casa. Y yo también necesitaba avanzar en mi vida. Este gesto no me aseguraba que fuese a cambiar todo de un golpe, pero era un comienzo.

Además, no me importa para nada que alguien con mi ADN vaya por el mundo y le deseo suerte a quién conviva con ese mínimo pedacito de mí.

Había leído en foros a otras chicas que ya lo habían hecho. Mucha gente hablaba fatal de ello, ¿no es una locura que te pinchen los ovarios? Sin embargo, yo que soy torpe por naturaleza, me siento bastante cómoda en una camilla. Estoy acostumbrada a los médicos, al dentista... es como ir al desguace: mire, señora, señor, que se me ha estropeado la chapa del coche, usted me da unos puntos que duelen durante unos días y tachán, me han arreglado. Y así funciona el cuerpo, como una máquina. Por eso no tuve tanto miedo, y aunque no conocía en persona a nadie que lo hubiese hecho, pensé el famoso "si otra persona puede hacerlo, yo también". Y adelante que fuimos.

Dos meses de pruebas y varios días yendo al culo del mundo a que me pinchasen dos veces la tripa todos los días. El "produces un 60% más de óvulos que la media, eres la donante perfecta". La sensación de tener dos pelotas de tenis en el abdomen y el "el lunes entras a quirófano (¿por qué el corrector no reconoce la palabra "quirófano"?). Tenía miedo, y no miedo. Porque tenerlo, lo tengo siempre, pero estaba siendo valiente y pudiendo echarme atrás en cualquier momento, no lo hice. Sabía que el dolor sería pasajero, y así fue.

Poco más hay que contar respecto a esto, sino es que me sentí más fuerte después. Con más confianza en mí y, aunque me ha costado un mes aceptar que ahora ya no tengo que preocuparme tantísimo de todo, que he avanzado un poco, hace días que ya no me despierto cada hora con pesadillas y ansiedad. Me siento bien.

Me queda la espina de hacer algo para informar a la gente mejor sobre el procedimiento. Me ha decepcionado bastante que un 30% de la información de Internet sea falsa, porque ya de por sí, está muy incompleta. No me extraña que la gente vaya con tantísimo miedo. Una tarea pendiente es poder informar sobre ello de alguna manera.

11/19/2016

Siéntate y disfruta.

Me dijiste "nuestro tiempo juntos un día se acabará y tú te arrepentirás de haberlo pasado sufriendo. Disfruta". Y supongo que te era fácil pensar así cuando te sobraba el sexo, no te movías de casa (1h y 30 minutos de EMT exquisitos) y mi persona no te importaba una mierda. Pero qué difícil se te hizo disfrutar cuando te dije "ven tú a verme, que me encuentro mal", "hoy estoy cansada de follar" y "respétame". ¿Es que no sabías que nuestro tiempo juntos un día se acabaría? Sí, lo sabías. También sabías que acabaría con mi primer "no" debido al agotamiento o a una mejor visión de las cosas. Así que gracias por aconsejarme que disfrute mi explotación. Menos mal que ambos sabíamos que un día acabaría.


La broma que duró tres años.

10/28/2016

Películas de saltos de longitud ya.


Por favor, matad a las películas (y las canciones y los libros) que nos confunden sobre lo que es vivir, qué problemas es normal tener, qué cosas deben ofendernos, cómo debemos querer al resto. Matadlas a todas y que nazcan las que nos den un buen ejemplo acorde a nuestro tiempo.

       Están sacando cine para generaciones pasadas y nos están dificultando encontrarnos a nosotr.s mismos. Están abriendo aún más la brecha intergeneracional que nos toca saltar y es normal que tanta gente caiga al vacío en el intento.